Senadores de EE UU piden medidas urgentes ante el síndrome de La Habana

Otro grupo de legisladores presentan un proyecto de ley para incrementar las sanciones contra el régimen cubano

El denominado síndrome de La Habana fue el detonante para que se redujera al mínimo el personal en la embajada de EE UU en La Habana. (14ymedio)
El denominado síndrome de La Habana fue el detonante para que se redujera al mínimo el personal en la embajada de EE UU en La Habana. (14ymedio)

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos pidió este miércoles al secretario de Estado, Anthony Blinken, tomar medidas urgentes ante los ataques a funcionarios estadounidenses en el exterior conocidos como síndrome de La Habana.

En una carta firmada por la veintena de legisladores que componen el Comité, encabezado por el demócrata Bob Menéndez, instan a Blinken a considerar los ataques, que la Administración de Joe Biden llama "incidentes de salud anómalos" (AHI, por sus siglas en inglés) como "una amenaza considerable y verdadera para la seguridad de nuestro país".

"Estamos extremadamente alarmados de que continúen aumentando los informes de estos incidentes", dicen los senadores, sin referirse específicamente a los últimos casos reportados, revelados por The Washington Post, ocurridos en Colombia.

"Estamos convencidos de que esta amenaza merece el más alto nivel de atención por parte del Departamento de Estado"

"Estamos convencidos de que esta amenaza merece el más alto nivel de atención por parte del Departamento de Estado, y seguimos preocupados de que el Departamento de Estado no esté tratando esta crisis con la necesaria atención de alto nivel que requiere", añaden los legisladores.

Así, urgen a Blinken a que destituya a Pamela Spratlen, ex embajadora en Kirguistán y Uzbekistán, al frente del Grupo de Trabajo de Respuesta a Incidentes de Salud, que asesora al Gobierno sobre los ataques, y nombre en su lugar a "un funcionario de alto nivel" que le reporte directamente al secretario de Estado.

Los legisladores se congratulan, eso sí, de que el presidente Joe Biden firmara, el pasado viernes, una nueva ley de apoyo a las víctimas de esta extraña enfermedad, cuyo origen aún se desconoce y que provoca síntomas similares a los de lesiones cerebrales: mareos, pitidos en los oídos, dolores de cabeza y falta de concentración. La Academia de Ciencias de EE UU, en un informe de 2019, atribuye los casos a un ataque con algún tipo de arma de microondas.

La aparición de los primeros casos, en La Habana, en 2016, acabó con el deshielo entre los dos países y provocó la decisión del entonces presidente, Donald Trump, de sacar de la Isla a la mayor parte de su personal diplomático.

En 'Grillos de La Habana irrumpen en Bogotá', el diario 'Granma' califica los ataques de "fabricación mediática" a cargo de Donald Trump

La sorprendente desclasificación, hace unas semanas, de un documento secreto de 2018, partidario de que los sonidos analizados en las grabaciones de algunas de las víctimas no son sino grillos, sugería que la Administración de Biden se encuentra dividida. Frente al deseo de algunos sectores de olvidar los presuntos ataques acústicos y buscar una nueva vía de entendimiento con La Habana, se encuentran no solamente el Comité de Relaciones Exteriores, sino el nuevo director de la CIA, Bill Burns, uno de cuyos colaboradores sufrió un presunto ataque sónico durante su visita a la India en septiembre.

Mientras tanto, en Cuba, la prensa oficial se burla de la situación con un artículo que pretende ser de humor: en Grillos de La Habana irrumpen en Bogotá, el diario Granma califica los ataques de "fabricación mediática" a cargo de Donald Trump –"mantenida por Joe Biden", hacen hincapié– con el propósito de "retirar el personal y cerrar los principales servicios de su Embajada en la capital cubana".

Contra el régimen de La Habana, presentó este jueves otro grupo de senadores, encabezado por el republicano Rick Scott, un proyecto de ley para incrementar las sanciones y ejercer "una presión financiera sin precedentes".

"Durante décadas, Cuba ha sido la raíz de la inestabilidad en América Latina y una amenaza constante para la seguridad nacional de los Estados Unidos", recuerda en un comunicado público Scott, a cuya iniciativa se unieron, entre otros, el senador Marco Rubio y los Congresistas Mario Díaz-Balart, Carlos Giménez y María Elvira Salazar, de origen cubanoamericano. "Es hora de que el presidente Biden detenga su fallido apaciguamiento y castigue al régimen comunista por sus crímenes", sentencia.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0