El Gobierno peruano afirma que las elecciones nicaragüenses "merecen el rechazo internacional"

El partido de Lula en Brasil retira de su portal una nota de apoyo a Daniel Ortega, aunque de momento tampoco condena los comicios

Pedro Castillo al asumir como presidente de Perú en el Congreso de la República. (EFE)
El Gobierno de Pedro Castillo ha dado la espalda a Daniel Ortega. (EFE)

Daniel Ortega está en una situación delicada tras los polémicos comicios del pasado domingo en los que se impuso por un 75% de los votos con la mayoría de sus opositores en prisión. El Gobierno de Perú, que a primera vista podría haberse considerado afín al de Nicaragua, se ha declarado radicalmente en contra del resultado electoral y el Partido de los Trabajadores (PT) brasileño, del ex presidente Luiz Inázio Lula da Silva mantiene la cautela y retiró ayer un comunicado de respaldo de su página web.

El Gobierno de Perú reaccionó casi de inmediato de manera contundente y afirmó que las elecciones no fueron "libres, justas y transparentes" y, por tanto, "merecen el rechazo de la comunidad internacional".

La Cancillería peruana señaló que "ha seguido con preocupación los acontecimientos previos a las elecciones presidenciales y parlamentarias que se desarrollaron el domingo 7 de noviembre en Nicaragua".

Por ese motivo, aseguró que estos comicios "no cumplen los criterios mínimos de elecciones libres, justas y transparentes que establece la Carta Democrática Interamericana, vulneran su credibilidad, la democracia y el Estado de Derecho y merecen el rechazo de la comunidad internacional".

"Ha seguido con preocupación los acontecimientos previos a las elecciones presidenciales y parlamentarias que se desarrollaron el domingo 7 de noviembre en Nicaragua"

El texto añade que Perú ha apoyado las resoluciones adoptadas en la Organización de los Estados Americanos (OEA) "para evitar esa grave situación, así como todos los esfuerzos colectivos" que buscaron "el restablecimiento del diálogo y el entendimiento entre los nicaragüenses, la liberación de los candidatos y presos políticos y la implementación de las reformas electorales acordadas".

El Gobierno peruano anunció que "seguirá trabajando" en el Consejo Permanente de la OEA para "preservar el derecho del pueblo nicaragüense de celebrar elecciones libres, justas y transparentes en consonancia con la Carta Democrática Interamericana y de contribuir a una solución pacífica y sostenible a la crisis política en ese país".

En Brasil, el PT retiró ayer de su portal la nota en que calificó de "gran manifestación democrática" la victoria del presidente Daniel Ortega. La presidenta, Gleisi Hoffmann, aclaró en un mensaje en Twitter que el texto "no fue sometido a la dirección partidaria", pero tampoco desautorizó su publicación ni la reprobó ni quiso expresar la posición de la formación sobre la democracia en Nicaragua.

"La posición del PT en relación a cualquier país es de defensa de la autodeterminación de los pueblos, contra la interferencia externa y de respeto a la democracia por parte del Gobierno y de la oposición", afirmó .

En la nota publicada la víspera y firmada por el secretario de relaciones internacionales del partido, Romenio Pereira, la victoria de Ortega era calificada como "una gran manifestación popular y democrática".

"Los resultados preliminares, que señalan la reelección de Daniel Ortega y Rosario Murillo, del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), confirman el apoyo de la población a un proyecto político que tiene como principal objetivo la construcción de un país socialmente justo e igualitario", afirmaba el texto.

La situación llegó este miércoles acaparando la atención en el comienzo de la 51 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde delegaciones de 34 Estados miembros participarán hasta el viernes de las deliberaciones del principal órgano de la OEA, que desde 1971 se reúne anualmente, y tiene en esta ocasión a Guatemala como sede virtual.

"La posición del PT en relación a cualquier país es de defensa de la autodeterminación de los pueblos, contra la interferencia externa y de respeto a la democracia por parte del Gobierno y de la oposición"

"El tema de la crisis política en Nicaragua está en la agenda de la organización", dejó en claro el secretario general de la OEA, Luis Almagro, en una conferencia previa a la instalación.

Almagro dejó en manos de los países que integran ese organismo la posible aplicación de la Carta Democrática a Nicaragua y aclaró que no quiere "incidir" en el trabajo que se viene por delante.

Sin embargo, el representante permanente de Nicaragua ante la OEA, Arturo McField Yescas, salió en defensa de su país este miércoles y aseguró que la jornada electoral transcurrió "en libertad y sin chantajes".

McField, al intervenir en un diálogo entre miembros y observadores de la OEA, subrayó que en su país se votó con "el 65 % de participación" y que el 75 % de los votantes respaldó a Ortega.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3