Guerra de nervios entre Irán y EE UU por dos barcos militares en el Atlántico

Washington presiona a Cuba y a Venezuela para que rechacen la llegada de los buques, que teme lleven armas

El destructor 'Sahand' navegando por el Atlántico, en un video difundido por la televisión estatal iraní. (Captura)
El destructor 'Sahand' navegando por el Atlántico, en un video difundido por la televisión estatal iraní. (Captura)

El Gobierno de Estados Unidos está en vilo por dos barcos militares iraníes que navegan por el océano Atlántico y que temen lleven armas con destino a Venezuela. La Administración de Joe Biden, publicó este miércoles el portal Politico, ha pedido a Caracas y a La Habana que rechacen la llegada de estas embarcaciones, el destructor Sahand y el buque de apoyo Makran, con la advertencia de que tomará "las medidas apropiadas" si detecta una "amenaza" para los socios de EE UU en el hemisferio occidental.

Es la primera vez que unos buques de guerra iraníes se internan en el Atlántico.

La televisión estatal de Irán, recoge la agencia The Associated Press (AP), ha informado de esta "extraña misión", lejos de la República Islámica, pero no ha precisado el puerto final.

"La Marina está mejorando su capacidad de navegación y demostrando su resistencia a largo plazo en mares desfavorables y en las condiciones climáticas desfavorables del Atlántico"

Según el medio oficialista Russia Today, los barcos partieron el pasado 10 de mayo de Bandar Abbas, en el sur del país. El almirante Habibollah Sayyari, subjefe de las Fuerzas Armadas de Irán, describió la misión en la televisión nacional como "el viaje más largo y desafiante de la armada iraní hasta el momento", sin dar más detalles.

"La Marina está mejorando su capacidad de navegación y demostrando su resistencia a largo plazo en mares desfavorables y en las condiciones climáticas desfavorables del Atlántico", agregó Sayyari, que sí dijo que no harían escala en ningún puerto.

El canal televisivo publicó, además, un breve video del Sahand, probablemente filmado desde el Makran, un antiguo petrolero comercial reconvertido en militar con una plataforma para helicópteros. Las naves de ataque rápido que lleva a bordo, recuerda AP, son del tipo que usa la Guardia Revolucionaria Islámica en sus encuentros con buques de guerra estadounidenses en el Golfo Pérsico.

También el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh, se había negado a decir, durante una conferencia de prensa el 31 de mayo, adónde se dirigía el Makran.

"Irán siempre está presente en aguas internacionales y tiene este derecho basado en el derecho internacional y puede estar presente en aguas internacionales", dijo. "Ningún país puede violar este derecho, y advierto que nadie comete errores de cálculo. Aquellos que se sientan en casas de vidrio deben tener cuidado", anunció.

Para un alto funcionario estadounidenses citado de manera anónima por Politico, los buques llevan armas y forman parte de un acuerdo que firmaron Irán y Venezuela hace un año. La fuente no especificó de qué armas se trata, pero, dice la revista digital estadounidense, el verano pasado "hubo informes de que Venezuela estaba considerando comprar misiles de Irán, incluidos de largo alcance".

"No se sorprendan si en menos de tres semanas tenemos el buque militar más grande y el barco de guerra más moderno (una corbeta de misiles guiados) patrullando el Golfo de México"

Según Politico, la Casa Blanca está presionando a Caracas y La Habana "por canales diplomáticos" y se están acercando "de manera proactiva" a otros Gobiernos de la región para asegurarse de que rechacen los barcos.

"Caracas está tratando de aprovechar la situación para obtener alivio de las sanciones estadounidenses impuestas por la Administración de Trump", dice el medio citando a dos fuentes cercanas al caso, pero "los intermediarios estadounidenses han comunicado a las autoridades venezolanas que permitir que los barcos atraquen allí haría menos probable que Estados Unidos proporcione al país un alivio de las sanciones". Teherán, por su parte, se serviría del avance del viaje esperando a que Caracas permita el atraque de los barcos.

Sin embargo, "un importante asesor" de Nicolás Maduro ha negado a la AP que los buques llegarán a Venezuela.

De manera abierta se pronunció sobre el asunto el senador cubanoamericano Marco Rubio este miércoles. "El régimen de Maduro compró equipo militar de Irán y luego lo invitó al hemisferio occidental, así que no se sorprendan si en menos de tres semanas tenemos el buque militar más grande y el barco de guerra más moderno (una corbeta de misiles guiados) patrullando el Golfo de México", advirtió en un tuit el republicano.

Irán mantiene estrechos vínculos con Maduro y ha enviado gasolina y otros productos en medio de una campaña de sanciones de Estados Unidos dirigida contra Caracas, que padece escasez de combustible.

Esta "misión" inusual se produce antes de los comicios presidenciales iraníes, que se celebrarán el 18 de junio para elegir un sucesor al relativamente moderado Hassan Rohani.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0