Borrell defiende el acuerdo de la UE con Cuba y alude al caso de Otero Alcántara

El alto representante rechazó que fondos comunitarios financien organizaciones afines al Gobierno cubano

Borrell considera que faltó flexibilidad en la negociación con Venezuela, en particular por parte de la administración de Donald Trump. (EFE)
El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell. (EFE)

El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, defendió este martes en la Eurocámara al acuerdo de asociación política y cooperación con Cuba y rechazó que fondos comunitarios financien organizaciones afines al Gobierno cubano.

"Este acuerdo nos ha proporcionado un marco estable para un diálogo político regular que antes no existía", recalcó Borrell ante el hemiciclo durante un debate sobre la situación de los derechos humanos en la Isla, objeto de crítica por parte del régimen cubano días atrás.

Borrell dejó claro que ese tratado, en vigor desde hace más de tres años y el primero que pactan ambas partes, les permite cooperar y "apoyar el proceso de modernización y reformas en Cuba".

"Tratamos cuestiones de derechos humanos pero también trabajamos juntos para fomentar un desarrollo inclusivo y sostenible a través de una cooperación que es muy amplia", comentó, y puso de ejemplo que están estudiando las posibilidades de aumentar la producción de vacunas contra la covid-19 "sobre la base de algunos avances científicos realizados en la propia Cuba".

"Cuba no es un sistema democrático. ¿Quieren que les haga una lista de todos los países que son así? ¿Por qué solo hablan de Cuba?"

A su vez, Borrell recordó que la UE sigue siendo "el primer socio de Cuba en cooperación, comercio, inversiones", y que desde que empezó a aplicarse el acuerdo, el diálogo político ha ido "regularmente precedido de encuentros con la sociedad civil, que reúne a oenegés europeas y cubanas".

"Hasta ahora es cierto que estas reuniones formales han incluido solo a organizaciones cubanas registradas con las autoridades, pero la UE está ahora recabando opiniones de todas las partes de la sociedad civil cubana en otros escenarios y a través de otros contactos", comentó.

El funcionario reveló que ha estado en contacto con el artista Luis Manuel Otero Alcántara, que estuvo retenido durante un mes en un ala psiquiátrica del hospital Calixto García de La Habana, hasta el pasado 31 de mayo, y que este le ha agradecido su atención. Además, aseguró estar preocupado por los detenidos de la calle Obispo y por el rapero Denis Solís, que en julio debería cumplir su condena por "desacato".

"No voy a revertir la tesis de que el alto representante apoya las dictaduras, es tan ridículo que no merece la pena ser contestado", dijo molesto. "Otra cosa es que la UE tiene una posición oficial que es estar en contra de las sanciones de EE UU", puntualizó. "No lo digo yo, que sea peligroso castrista; es la posición oficial europea, contra las de Cuba y las de muchos otros sitios". Y añadió: "Eso no nos convierte en defensores de una dictadura. Cuba no es un sistema democrático. ¿Quieren que les haga una lista de todos los países que son así? ¿Por qué solo hablan de Cuba?", cuestionó.

"No creo que tengamos que abandonar el actual sistema. Podemos mejorarlo, pero volver al anterior sistema no creo que mejorara para nada"

En todo caso, rechazó que el dinero de la cooperación europea financie a organizaciones del régimen cubano. "Damos a organizaciones civiles 8,4 millones de euros. 7,6 millones están gestionados por organizaciones de la sociedad civil de la UE, que por definición no son parte del Gobierno cubano", señaló el jefe de la diplomacia comunitaria.

Agregó que otros 800.000 euros son gestionados por organizaciones de la sociedad civil cubana "seleccionadas cuidadosamente" por la delegación de la UE en La Habana con las condiciones de que sirvan al interés general o tengan un papel de mediadores entre las autoridades y la ciudadanía.

"No creo que tengamos que abandonar el actual sistema. Podemos mejorarlo, pero volver al anterior sistema no creo que mejorara para nada", comentó en referencia a la posición unilateral de la UE hacia la isla que fue revocada para aplicar el nuevo acuerdo bilateral.

En el debate, el parlamentario del Partido Popular Europeo Leopoldo López Gil pidió "revisar" el acuerdo político y de cooperación y que desde la UE se abogue por "la libertad de Cuba y de los cubanos", ante la "violación flagrante y constante" de sus derechos "por parte del régimen cubano".

El socialista Javi López, en cambio, puso en valor que el acuerdo otorgue un marco para cooperación y "conversaciones críticas pero respetuosas" que incluyen "los derechos humanos y preocupaciones sobre libertades individuales", por lo que rechazó "de plano cualquier tipo de estrategia de bloqueo".

Dita Charanzová consideró que "no tenemos un verdadero diálogo de derechos humanos", por lo que pidió "suspender el acuerdo con Cuba como último recurso"

La liberal Dita Charanzová consideró que "no tenemos un verdadero diálogo de derechos humanos" y que "el régimen impide la participación de ONG europeas y cubanas, por lo que pidió "defender nuestros valores" y "suspender el acuerdo con Cuba como último recurso".

El eurodiputado de los Verdes/ALE Jordi Solé afirmó en cambio que "sería un error desviarnos de este marco de relaciones" cuando "se están viviendo ciertos cambios en Cuba, cierta apertura, cierta modernización", mientras que el eurodiputado de derecha Hermann Tertsch hizo hincapié en que la UE está "pagando mucho dinero ilegalmente, a asociaciones que no son sociedad civil".

"En Cuba se vulneran los derechos humanos, pero en Guantánamo", dijo Manu Pineda, de Izquierda Unida, sobre la base militar estadounidense, al tiempo que puso a la Isla como "ejemplo de solidaridad internacional".

Antes de tener lugar, el debate fue calificado de "farsa" y "maniobra" por el Gobierno cubano. "Son claras las motivaciones políticas detrás de este show anticubano, promovido, en primer lugar, por eurodiputados españoles que tienen en común la nostalgia del franquismo y la vocación golpista y que olvidan que Cuba dejó de ser colonia de España desde el año 1898", dicen en una nota del Ministerio de Relaciones Exteriores reproducida por la prensa oficial, refiriéndose a los parlamentarios del Partido Popular Europeo y Renew (centro liberal). A la vez, reprochan a los eurodiputados su "doble rasero" por no abordar el "bloqueo" de Estados Unidos.

El pasado viernes, Javier Larrondo, presidente de Cuban Prisoners Defenders, dio a conocer correos electrónicos entre dos diputadas del Parlamento Europeo por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) referidos al debate de este martes, que revelarían que este partido filtra información a la legación cubana en Bruselas.

Ese mismo día, la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba emitió un comunicado en el que decía haber "conocido con indignación" el punto a tratar por el Parlamento Europeo, al que se refería como "infamia", y acusaba a los eurodiputados de pretender adoptar una resolución "contra nuestro país, tergiversando la realidad que vivimos".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10