El 15N "marcharemos cívica y pacíficamente por nuestros derechos", responde Archipiélago

"La respuesta del régimen demuestra una vez más que no existe en Cuba el Estado de Derecho"

Un grupo de personas se manifiesta pacíficamente el 11 de julio de 2021 en La Habana. (14ymedio)
Un grupo de personas se manifiesta pacíficamente el 11 de julio de 2021 en La Habana. (14ymedio)

"El 15 de noviembre nuestra decisión personal será marchar cívica y pacíficamente por nuestros derechos", respondió la Plataforma Archipiélago a la decisión del Gobierno cubano de rechazar la Marcha Cívica por el Cambio convocada para ese día, por considerarla "ilícita" y una "provocación para un cambio de régimen" en la Isla.

"La respuesta del régimen demuestra una vez más que no existe en Cuba el Estado de Derecho, que no están dispuestos a respetar ni siquiera su propia Constitución y que violan los Derechos Humanos de los cubanos", agrega el colectivo en un mensaje publicado este martes en sus redes sociales.

Los integrantes de Archipiélago también insisten en que la decisión de las autoridades "ha dejado en ridículo al propio presidente del Tribunal Supremo, quien dijo que Cuba respetaría el derecho a la manifestación", por lo que calificaron la respuesta como un "crimen" y la tildaron de estar "llena de falsedades, difamaciones y mentiras".

El oficialismo, a través de las asambleas municipales de las ciudades donde fueron entregadas las notificaciones de la marcha por miembros de Archipiélago, anunció este martes su respuesta a la concentración.

Los integrantes de Archipiélago también insisten en que la decisión de las autoridades "ha dejado en ridículo al propio presidente del Tribunal Supremo, quien dijo que Cuba respetaría el derecho a la manifestación"

En el documento el régimen afirmó que no reconoce "legitimidad en las razones que se esgrimen" para las protestas pacíficas. Además recurrió al argumento habitual del "enemigo" exterior al afirmar que los promotores de la marcha mantienen "vínculos" con organizaciones subversivas o agencias financiadas por el Gobierno estadounidense", y "tienen la intención manifiesta de promover un cambio de sistema político en Cuba".

Tras conocerse la posición del Gobierno, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) condenó la prohibición de las marchas y "reivindicó el derecho de los cubanos a la libertad de manifestación".

"La propia argumentación oficial deja al descubierto el carácter antidemocrático del sistema actual en Cuba y el papel mojado que representa la nueva Constitución de la República, que nació sin refrendar derechos fundamentales y los pocos que recoge se deniegan arbitrariamente por el poder ejecutivo", afirmó la organización en un comunicado difundido este mismo martes.

El OCDH hizo un llamado a la Unión Europea "a que condene esta clara violación de los derechos humanos en Cuba, incompatible con el Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre Cuba y la Unión Europea".

En el texto también se exige al Gobierno de la Isla a que acepte "el reto de escuchar a sus ciudadanos". "No lo hizo el 11 de julio pasado, cuando el presidente llamó al combate y al enfrentamiento entre cubanos, y no lo está haciendo ahora al prohibir la marcha cívica convocada para el 15 de noviembre".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2