Un joven que fue arrestado con violencia en El Vedado busca denunciar a sus agresores

Los oficiales intentaron amenazar a Maig Wong Jiménez mientras estuvo bajo custodia para que no hiciera la denuncia

Wong Jiménez contó que recibió golpes dentro de la patrulla y en la estación policial. (Facebook)
Wong Jiménez contó que recibió golpes dentro de la patrulla y en la estación policial. (Facebook)

Maig Wong Jiménez fue detenido violentamente este sábado mientras se comía un helado en El Vedado habanero, cuando caminaba frente al parque Mariana Grajales, ubicado en la avenida 23, entre C y D. Wong Jiménez, de 23 años, fue interceptado por varios uniformados que primero le solicitaron su identificación y luego que los acompañara a una estación policial.

El joven preguntó por qué lo llevaban a la unidad y, al no recibir respuesta, se negó a acompañar a los agentes. Según el testimonio del activista Juan Antonio Madrazo Luna, que pudo ver los hechos, "de pronto los policías le pusieron la cara contra el piso" y lo esposaron.

"Gritaba 'auxilio, auxilio, que alguien me ayude'. Toda la calle 23 comenzó a llenarse de gente. Algunas mujeres le gritaban a la policía que no abusaran y que no le dieran golpes", cuenta Madrazo a 14ymedio.

"Gritaba 'auxilio, auxilio, que alguien me ayude'. Toda la calle 23 comenzó a llenarse de gente", relata Madrazo. (Facebook)
"Gritaba 'auxilio, auxilio, que alguien me ayude'. Toda la calle 23 comenzó a llenarse de gente", relata Madrazo. (Facebook)

El joven fue multado con 1.000 pesos y regresó a su casa libre de cargos, pero asegura que va a denunciar su detención por la violencia de la que fue víctima. Madrazo había denunciado el suceso en sus redes sociales y no tuvo más noticias del joven hasta este domingo, cuando recibió su visita acompañado de la familia. "También estaban buscando a una pareja que poco antes había sido detenida por los oficiales y que de lejos pudieron filmar toda la violencia con la que actuó la policía", precisa.

El activista asegura que Wong Jiménez recibió golpes dentro de la patrulla y en la estación, según su testimonio. Al momento de ser interceptado por los policías, el agredido activó el grabador de su celular y pudo registrar en audio todo lo que vivió.

Ya en la unidad policial de Zapata y C fue trasladado al calabozo, donde se le dijo que podía ser acusar de desacato y propagación de epidemia. Según explica el activista, el padre y la hermana de Wong Jiménez llegaron hasta allí para buscar información y la muchacha pudo verlo. Los oficiales trataron de influir sobre la joven diciéntole que si no denunciaba, eliminarían el cargo de desacato.

Al momento de ser interceptado por los policías, el joven activó el grabador de su celular y pudo registrar en audio todo lo que pasó. (Facebook)
Al momento de ser interceptado por los policías, el joven activó el grabador de su celular y pudo registrar en audio todo lo que pasó. (Facebook)

"Su idea es levantar una acusación ante la Fiscalía Militar", cuenta Madrazo.

En Cuba, las denuncias tras detenciones violentas de la policía contra ciudadanos comunes pocas veces trascienden a las redes sociales.

Según el código penal, el delito de desacato se produce cuando una persona ultraja a "una autoridad, funcionario público, o a sus agentes o auxiliares, en ejercicio de sus funciones". La sanción prevista para estos casos contempla la privación de libertad de tres a nueve meses.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4