La falta de salbutamol no da respiro a los asmáticos cubanos

La población afectada, considerada de riesgo frente al covid-19, se cansa de recorrer las farmacias sin encontrar el fármaco

Farmacia ubicada en San Lázaro y Soledad, en Centro Habana. (14ymedio)
Las farmacias siguen sin recibir el producto más recetado en Cuba para las afecciones respiratorias. (14ymedio)

"Hace mucho tiempo que dejé de creer en lo que el Gobierno dice", confiesa Alfredo, un joven asmático de 29 años residente en el municipio de Plaza. Cansado de dar vueltas en busca del salbutamol, el medicamento más recetado en Cuba para los pacientes como él, y de recibir excusas en la farmacia, se dirigió al Ministerio de Salud Pública donde, después de insistir llamando día y noche, no pudo obtener peor respuesta.

"La producción es deficiente porque nos falta el aluminio. Pide en tus redes que los imperialistas levanten el bloqueo, para que podamos tener fármacos y muchas cosas más. Mientras, te recomiendo que des unos paseos por el Malecón para que el aire fresco alivie la falta de aire", le espetó el funcionario que atendió la llamada.

"La culpa la tienen ustedes que son unos ineptos", respondió enojado Alfredo, que recibió como respuesta: "A que no tienes los huevos para pararte en la Plaza de la Revolución y decir todo eso".

"La culpa la tienen ustedes que son unos ineptos", respondió enojado Alfredo, que recibió como respuesta: "A que no tienes los huevos para pararte en la Plaza de la Revolución y decir todo eso"

La desafiante actitud fue todo lo que encontró el joven al exigir respuestas ante tantos atrasos en la distribución del medicamento. "Pertenezco a la población de riesgo ante el covid-19, porque además de ser asmático tengo enfisema pulmonar. En los momentos más graves de la pandemia tuve que exponerme y acudir a policlínicos y hospitales porque no había manera de encontrar el espray", cuenta.

El medicamento, que pertenece al grupo de broncodilatadores, es imprescindible para los pacientes que padecen enfermedades pulmonares y respiratorias y que en los últimos meses se han visto volcados a pedir ayuda a familiares, conocidos y también en las redes.

"¿Por qué no entra el salbutamol hace más de dos meses? ¿Acaso quieren matar a todos los asmáticos del país?", preguntaba esta misma semana otra asmática de La Habana, Lidia, a la empleada de la farmacia donde le toca comprar. La respuesta, en su caso, fue muy distinta que la recibida por Alfredo. "A mí no me preguntes, ve para el Consejo de Estado que ellos son los responsables", dijo la trabajadora.

A finales de agosto, Rita María García Almaguer, directora de Operaciones y Tecnología de BioCubaFarma, aseguró a la prensa oficial que, "a pesar del difícil contexto nacional e internacional que había ocasionado el déficit de producción y por ende la disponibilidad de fármacos, la tendencia en ese momento era a la total recuperación". Sin embargo, casi tres meses después la situación está lejos de resolverse.

El primer frente frío de la actual temporada, que agrava los problemas respiratorios, ha coincidido con un nuevo desabastecimiento del producto. "Lo más notable de la crisis que estamos viviendo es que falta el salbutamol. Ni siquiera en la época más dura de los años 90 me faltó por tanto tiempo. Sin embargo, desde hace un par de años, es noticia cuando entra a la farmacia", cuenta a 14ymedio Juan Carlos, asmático desde hace 40 años.

"El salbutamol que tengo ahora lo cambié por dos cajas de cigarrillos Criollos de la bodega", asegura Aleida, una vecina del municipio de Cerro. "Casi siempre encuentras un alma caritativa que no lo usa tanto y te lo dona", dice con alivio. "Es que todo está tan difícil y la gente está tan necesitada, que los canjes y ventas van en aumento". En grupos de compra y venta de Whatsapp, Facebook y Telegram se ven muchos anuncios de trueques de este tipo, principalmente de alimentos y medicinas.

Pero no solo los asmáticos están en jaque con la ausencia del medicamento. El hijo de ocho años de José Alberto Silva, un residente en la barriada de Puentes Grandes en La Habana, se recuperó del covid-19 tras contagiarse en mayo pasado. "Estuvo ingresado pero no pasó un virus grave, lo peor vino después", explica el padre a este diario. "Ahora con el cambio de tiempo empezó a faltarle al aire".

"El salbutamol que tengo ahora lo cambié por dos cajas de cigarrillos Criollos de la bodega", asegura Aleida, una vecina del municipio de Cerro

El niño, que nunca había sido diagnosticado de asma, acudió al médico por unos síntomas que, según el doctor, podían aliviarse con un espray de Salbutamol. "Ni en los centros espirituales lo hemos encontrado y vamos a tener que terminar en el mercado negro", cuenta Silva.

"Lo mínimo que cuesta un espray son 200 pesos, pero ya he visto gente que los está vendiendo en 350", lamenta el padre. "Mi familia no tiene contactos de ningún tipo para resolver este tipo de medicamento porque nadie en mi casa ha padecido antes de asma, esto nos ha sorprendido en un mal momento y sin estar preparados".

La falta del salbutamol en otras partes del país es más desesperante. Reportes llegados a la redacción desde Matanzas, Cienfuegos y Camagüey evidencian que en otras provincias la escasez ha sido constante. "Necesito salbutamol, pago al precio que sea", "¡Un aparato de asma por favor, aunque esté medio vacío, ayuda!", "Señores dos meses sin servir en las farmacias el medicamento imprescindible para el asmático, ¿qué sucede con la potencia médica?", son algunas de las señales que diariamente hacen llegar enfermos y sus familiares.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6