Nuevo embajador de Cuba en Madrid en mitad de un trance diplomático

Marcelino Medina González, hasta ahora primer viceministro de Relaciones Exteriores, se ocupará de la diplomacia en España

Marcelino Medina González ha vivido entre Cuba y Alemania hasta ahora, que será destinado a Madrid. (Ministerio de Relaciones Exteriores)
Marcelino Medina González ha vivido entre Cuba y Alemania hasta ahora, que será destinado a Madrid. (Ministerio de Relaciones Exteriores)

Marcelino Medina González fue nombrado este viernes embajador de Cuba en España en medio de una tormenta diplomática entre ambos países por la retirada de las acreditaciones en la Isla a la agencia estatal EFE y la llegada a Madrid de Yunior García Aguilera, fundador de Archipiélago y uno de los principales rostros del 15N.

El nombramiento se hizo efectivo en la Gaceta Oficial del pasado 19 de noviembre, cuando también se designaron otros embajadores, entre ellos los de varios países europeos (Francia, Alemania, Finlandia y Grecia), africanos (Etiopía y Guinea Ecuatorial) o Bielorrusia, país aliado de la Isla en el que permanecen grupos de cubanos intentando cruzar la frontera exterior de la UE por Polonia.

Medina González es licenciado en Relaciones Internacionales en el Instituto Superior de Raúl Roa García y anteriormente era primer viceministro de Relaciones Exteriores. En ese departamento se esperaba que quedase una vacante desde que se anunció para el cargo de viceministra a Josefina Vidal, anterior embajadora en Canadá y negociadora en 2014 del llamado deshielo con Washington como jefa de negocios en EE UU.

Medina González ha desarrollado su carrera entre la sede del ministerio, donde ha pasado por varios cargos, y Alemania (en Bonn antes de la caída del Muro y en Berlín tras la reunificación del país)

Según el organigrama del Ministerio, por debajo del puesto que ocupaba Medina hay tres viceministros, uno de los cuales será previsiblemente Vidal, a menos que sea promovida a la vacante dejada ahora por el futuro embajador en España.

Medina González ha desarrollado su carrera entre la sede del ministerio, donde ha pasado por varios cargos, y Alemania (en Bonn antes de la caída del Muro y en Berlín tras la reunificación del país). A partir de ahora le tocará gestionar las relaciones de dos países unidos por fuertes lazos históricos y económicos: España es el mayor inversor en la Isla y tercer socio comercial, por lo que los sucesivos Gobiernos en Madrid, de todo color político, han mantenido una buena relación, con pocas diferencias.

Esta semana, sin embargo, han pasado por uno de los momentos más críticos desde que el sábado 13 de noviembre el Gobierno cubano retiró las acreditaciones a los siete periodistas del equipo de la agencia estatal española EFE. Asociaciones de prensa de todo el mundo y Gobiernos de distintos países, los europeos con especial énfasis, exigieron a La Habana la devolución inmediata de las credenciales y el respeto a la libertad de prensa.

El Gobierno español llamó al encargado de negocios cubano –en ausencia del embajador– a una reunión urgente para exigir respuestas y la restitución de la documentación al equipo de periodistas, pero el diplomático cubano se excusó con un informe médico que presuntamente acreditaba estar contagiado de covid-19.

La Habana ha devuelto hasta la fecha cuatro acreditaciones, lo que la presidenta de la agencia, Gabriela Cañas, ha considerado insuficiente y dilatorio. "El acoso hacia la agencia por parte de las autoridades cubanas es grave y sibilino. Las decisiones de los últimos meses han dejado mermado a nuestro equipo. La retirada de todas las acreditaciones el sábado pasado y esta devolución a cuentagotas demuestra una voluntad inequívoca de desestabilización de nuestro trabajo periodístico", agregó la periodista española.

Además, el hasta ahora jefe de la Oficina de EFE en La Habana, Atahualpa Amerise, finalizó su trabajo con la agencia este sábado señalando que terminaba allí sin su acreditación. La marcha del periodista, que tiene un proyecto en otro país, estaba prevista y su sustituto será Juan Palop, anterior corresponsal en Alemania, pero su manera de finalizar, sin su credencial, ha sido inédita. La agencia llevaba más de 40 años en la Isla y ahora tiene a su equipo mermado. Su expresidente, Fernando Garea, despidió en su cuenta de Twitter a Amerise destacando que la oficina trabaja mucho y "en condiciones de dificultad".

En medio de la controversia, la llegada de Yunior García Aguilera también ha llevado al Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación español a pronunciarse en contra de la actitud de los últimos días del régimen cubano impidiendo el ejercicio de libre manifestación de los opositores. El ministro José Manuel Albares se reunió el viernes con el dramaturgo y líder de Archipiélago, al que manifestó "el compromiso de España con las libertades".

Aunque no trascendieron detalles de lo hablado en la reunión, en ella participó el embajador en La Habana desde 2018 hasta noviembre de 2020, Juan Fernández Trigo

Aunque no trascendieron detalles de lo hablado en la reunión, en ella participó el embajador en La Habana desde 2018 hasta noviembre de 2020, Juan Fernández Trigo. Horas antes, Albares se defendió de las críticas del partido Vox, que acusó al Gobierno de "tibieza" y de ponerse del lado de la "dictadura castrista", y respondió que él ha hablado "muy claro" sobre Cuba: "Libertad de expresión, libertad de manifestación y devolución de las credenciales a los periodistas de EFE".

Sí defendió, en todo caso, la visita de Pedro Sánchez y los reyes en 2019 a La Habana, aun cuando él no era ministro. "Lo que no es normal es que ningún presidente español hubiera viajado a la Isla en 32 años cuando lo habían hecho entre otros el presidente de Estados Unidos y los tres últimos papas, personas nada sospechosas de ser comunistas".

Un discurso mucho más suave este lunes ha sido el de Pablo Echenique, portavoz en el Congreso de Unidas Podemos, que forma parte del Gobierno de coalición en España. A pesar de que ha rechazado la vulneración del derecho de manifestación y expresado su apuesta por la democracia en todos los países iberoamericanos, ha rehuido de la calificación de dictadura para Cuba.

"No ayudamos a los países latinoamericanos en los que hay conflicto político como es el caso de Cuba utilizar palabras gruesas. Creo que hay que apostar por la democracia en todos los países latinoamericanos, como acabo de comentar en Venezuela y evidentemente también en Cuba", ha señalado.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0