En pleno pico de la pandemia en Cuba, anuncian la apertura de las fronteras el 15 de noviembre

El Gobierno habla de un proceso gradual, pero solo se anuncian restricciones para los nacionales

Coche turistas. (14ymedio)
El Gobierno, necesitado de divisas, ha anunciado para la temporada alta la reapertura de fronteras. (14ymedio)

La prensa oficial anunció este domingo la próxima reapertura de fronteras que será a partir del 15 de noviembre de forma "gradual", aunque el proceso escalonado solo se aplicará, aparentemente, al mercado nacional. El año pasado, en la misma fecha, se abrió el país al turismo pero hubo de cerrarlo de nuevo a los dos meses por el aumento del covid-19.

El Ministerio de Turismo prevé que los protocolos de entrada al país se relajen de cara al inicio de la temporada alta en Cuba y se centrarán en la vigilancia de los pacientes sintomáticos y la toma de temperatura. Este tipo de control es escasamente útil en la actualidad, ya que los principales países emisores de turismo a la Isla han vacunado de forma masiva a su población -excepto Rusia, donde el porcentaje apenas alcanza el 25,5%- reduciendo las posibilidades de sufrir de forma sintomática el covid-19.

Más útil podría ser otra de las medidas anunciadas por el ministerio, como es el reconocimiento de certificados de vacunación, aunque no se ha aclarado aún si será una exigencia

Más útil podría ser otra de las medidas anunciadas por el ministerio, como es el reconocimiento de certificados de vacunación, aunque no se ha aclarado aún si será una exigencia. También se elimina la necesidad de mostrar una prueba PCR a la entrada, aunque se harán "pruebas diagnósticas de manera aleatoria" que la nota no especifica, pero podrían ser test de antígenos. Este tipo de prueba de cribado se ha revelado particularmente útil entre pacientes sintomáticos, pero escasamente entre quienes no presentan ningún signo de contagio.

"También se iniciará la apertura del mercado interno turístico de manera gradual, en correspondencia con los indicadores epidemiológicos de cada territorio", indica la nota, en lo que se advierte que lo escalonado vaya a ser solo para los cubanos. De confirmarse, sería la enésima vez que la población se ve relegada a un apartheid turístico.

A principios de julio, el Gobierno anunció el veto de los viajes a Varadero para los ciudadanos cubanos, mientras los extranjeros seguían teniendo las puertas abiertas. La situación recordó a la que existía en la Isla hasta 2008, cuando Raúl Castro autorizó la entrada de cubanos en los hoteles. Hasta ese año, solo podían hacerlo como trabajadores al servicio de los turistas.

En 2019, antes de que llegara la pandemia, apenas el 22% de pernoctaciones en hoteles cubanos fueron realizadas por turistas nacionales, mientras el 78% eran extranjeros. El turismo interior es, por tanto, minoritario y su gasto es ínfimo en relación al exterior, de ahí que el Gobierno ponga todos sus esfuerzos en recuperar este último.

Con la crisis económica acosando al Gobierno y una población cada vez más proclive a protestar en la calle, espoleada por el desmoronamiento del país, las autoridades toman una decisión que podría resultar precipitada, ya que Cuba continúa en un pico de la pandemia y este domingo volvió a registrar datos muy preocupantes.

Tras varios días de disminución de casos, según datos oficiales, este sábado se detectaron 9.221 nuevos contagios de covid-19

Tras varios días de disminución de casos, según datos oficiales, este sábado se detectaron 9.221 nuevos contagios de covid-19. Además, fallecieron 86 personas, entre ellas una embarazada y una niña de 13 años, lo que denota un estancamiento de las cifras que no permite ser optimista para pensar en la reapertura.

Las autoridades confían en que la vacunación permitirá en los próximos dos meses llegar a un panorama adecuado, pero lo cierto es que desde que en mayo comenzó la inmunización apenas se ha completado la de un 36% de la población. A ese ritmo, es difícil pensar que a mediados de noviembre se haya alcanzado el 70% que se preveía inicialmente que lograría la inmunidad de grupo, y más aún ahora, que la variante Delta ha llevado a reconsiderar este dato y elevarlo al 90%, como mínimo, de población vacunada.

El turismo es uno de los pocos sectores económicos que proporcionan grandes cantidades de divisas al Gobierno y sobre el que tiene el control, no como sobre las remesas. La caída que ha sufrido en lo que va de año esta área clave ronda el 95%. En el primer semestre de 2021 se recibieron solo 141.316 visitantes, lo que supone siete veces menos que en el mismo período del año anterior, que ya fue muy malo (986.673).

El economista Pedro Monreal advertía en sus redes el pasado viernes que para poder igualar la desastrosa cifra de 1.085.920 visitantes de 2020 deberían arribar 944.604 visitantes en el segundo semestre de 2021. En 2016 y 2017, los mejores años del turismo en Cuba, llegaron a la Isla más de 4,5 millones de viajeros.

La necesidad del Gobierno, por tanto, de reabrir las fronteras es grande, pero puede ser contraproducente con unos datos sanitarios tan negativos. Elías Amor, economista cubanoresidente en España, compara la situación entre ambos países, ya que el europeo tiene una alta dependencia también de este sector. En él, el turismo extranjero se reabrió el verano de 2020, aún en un marco muy restrictivo, y aún así se vivió una severa segunda ola de covid-19 en octubre, cuando acaba la temporada alta.

"El verano, que es la temporada alta en España, Francia o Italia, se ha comportado de forma razonable, con una cierta recuperación de la actividad centrada, sobre todo, en el turismo nacional"

Este año, cuando la población española ha estado vacunada muy por encima del 50% (alcanzó el 70% el 31 de agosto), el turismo se ha abierto más aún, aunque condicionado al pasaporte de vacunación o pruebas PCR y cierre de fronteras a determinados países.

"El verano, que es la temporada alta en España, Francia o Italia, se ha comportado de forma razonable, con una cierta recuperación de la actividad centrada, sobre todo, en el turismo nacional. Es decir, los españoles han sido los que han hecho funcionar la actividad hostelera en las playas canarias o baleares en 2021. El turismo internacional sigue por debajo de las cifras de 2019", explica el experto.

Amor, que duda que los extranjeros quieran regresar a la Isla en un contexto tan complejo y señala lo residual del mercado nacional en Cuba, apunta a la posibilidad de que las autoridades busquen captar remesas de cubanos que viven en el exterior y deseen pagar unas vacaciones a sus familias, algo que dependería de la "gradualidad" con que se abran las fronteras interiores.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 40